Aldo D'avalo recibió el primer marcapasos colocado en El Calafaate

Aldo recibió el primer marcapasos colocado en El Calafate

Aldo D’avalos sonríe mientras se sienta en una de las camas de Terapia Intensiva del Hospital de El Calafate. Está próximo a ser dado de alta luego de recibir el primer implante de marcapasos en la localidad.

“yo me operé acá por la confianza que me dieron los médicos y el hospital”, afirma el maestro mayor de obras de sesenta y tres años que desde hace once años reside en El Calafate.

D’avalos, agrega: “elijo este lugar para vivir porque para mí es como un regalo de Dios. Yo me quedo acá y estoy seguro de que acá hay herramientas muy buenas; los mejores médicos de la región están acá. Y no es por ser fanático”

El primer implante de marcapasos definitivo fue un procedimiento del que participaron los servicios de cardiología y cirugía vascular del Hospital para responder ante el padecimiento de Aldo D’avalos, por un bloqueo auriculoventricular completo; una afección que puede provocar un ritmo cardíaco más lento manifestándose en cuadros de síncope o pérdida de conciencia.

Luego de recibir el marcapasos, Aldo permaneció dos días en  Terapia Intensiva y al momento de retirarse recorre los antecedentes de su padecimiento, “yo he fumado como una chimenea, hasta dos paquetes por día en esa época en la que vivimos una juventud estúpida. Después nunca más, pero en el último tiempo no me sentía bien y tuve que ver al médico. Me dijeron que no era una enfermedad pero que tenía que cuidarme mucho y ser metódico, entonces es lo que voy a tener que hacer cuando me vaya. Pero estoy agradecido de haber podido quedarme acá; yo elijo Calafate para radicarme y para morirme y yo creo que los mejores médicos de todo el sur están acá; tengo confianza”

Aldo D'avalo recibió el primer marcapasos colocado en El Calafaate
Aldo D’avalo recibió el primer marcapasos colocado en El Calafaate

 

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH