El Calafate participa de estudio epidemiológico a nivel nacional

El Hospital SAMIC El Calafate participa de estudio epidemiológico a nivel nacional

      La presencia de la enfermedad COVID-19 producida por el SARS-CoV-2, conocida como Coronavirus o Nuevo COVID está lejos de alejarse de la vida cotidiana. Si bien en algunas jurisdicciones como El Calafate su impacto fue contenido por acción de los equipos interjurisdiccionales y gracias al accionar de cada ciudadano, el comportamiento de la enfermedad, aún se encuentra en etapa de estudio. Por esta razón, explica la Dra. Virna Almeida, jefa del Departamento de Epidemiología y Estadísticas del Hospital SAMIC El Calafate, la COVID demandó dos líneas de acción en simultáneo a nivel nacional.

                Por un lado, el desarrollo de estrategias para la contención, que demandó no solo las disposiciones de las autoridades sanitarias, sino también del compromiso de cada habitante en el seguimiento de las pautas de higiene y prevención.

                Por otro lado, se determinó la necesidad de avanzar en los estudios epidemiológicos, centrados, fundamentalmente, en localidades en los que hubo casos y se contuvo la enfermedad. En este sentido, Almeida destacó que “siempre tenemos que estar preparados y alertas ante la posibilidad de un regreso de la enfermedad que, como vimos, es altamente contagiosa y por eso surge la necesidad de evaluar su comportamiento a nivel poblacional”.

                Según adelantó la epidemióloga, ese es el objetivo por el cual el Ministerio de Salud de la Nación dispuso el desarrollo de un estudio epidemiológico con la premisa de observar en qué situación se encuentra la población de distintas jurisdicciones que han tenido casos o han podido controlar un brote respecto de la portación de anticuerpos contra el virus. De acuerdo a los criterios epidemiológicos, el recorte poblacional para el estudio estaría concentrado en individuos que, de alguna manera, pudieron estar expuestos a la enfermedad o han tenido riesgo de contraerla.

                Almeida subrayó que “los testeos se realizarán en el marco de los protocolos de investigación, emanados por el MSAL en acuerdo con los ministerios provinciales, como ocurrió en Tierra del Fuego y Chaco entre otras. La provincia de Santa Cruz participa de esta estrategia de investigación conjunta y ha recibido los test para medir anticuerpos a nivel poblacional y en el marco de estudios epidemiológicos ”.

                 En cuanto a las particularidades del tipo de testeo, aclaró que “la técnica aplicada no será un hisopado sino un estudio de sangre tipo test rápido ya que el objetivo es medir los anticuerpos y no la presencia del virus en los individuos a estudiarse como parte de la muestra”

                En otro orden, Almeida se refirió a los análisis que comienzan a realizarse de manera privada sobre los que destacó la importancia de consultar con el médico de cabecera quien será el encargado de determinar la pertinencia del examen o la necesidad de realizarlo.

                No obstante, remarcó que “este estudio que va a realizar el hospital es una investigación epidemiológica dirigida a un grupo específico de personas que han tenido mayor riesgo de haber entrado en contacto con el virus, de acuerdo a las tareas que desempeñaban al momento del brote. Esos resultados sirven para inferir el desarrollo de anticuerpos en personas expuestas de la comunidad y que probablemente no se hayan percibido enfermos. Esta información es trascendente para el diseño de políticas de salud pública”

                Finalmente Almeida destacó la responsabilidad individual para la contención de la enfermedad y la presencia del estado en las acciones dispuestas para la contención del a enfermedad

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH