neurocirugia

Hospital de El Calafate: ciencia e identidad

El hospital local realiza una intervención de alta complejidad en una bebé de catorce meses.

El Dr. Pedro Sabando, Jefe de Terapia Intensiva Infantil informó que “la bebé ingresó a la Guardia con un traumatismo ocurrido días atrás al caerse de la sillita de comer. La pediatra en el examen a la bebe indico una realizarle una tomografía. En ella, detectó un hematoma intracraneal”. Inmediatamente la neurocirujana tomó la conducta apropiada como fue al de llevarlo al quirófano, drenar el hematoma y después llevarlo a Terapia Intensiva durante las primeras 24 horas”, relata el terapista.

Pedro Sabando destacó la velocidad en la secuencia de acciones que se realizaron una vez que la bebe ingresó al hospital en los diferentes servicios para explicar que “Es una cirugía de gravedad en los chicos porque es de alta complejidad, significa que se va a intervenir a un lactante en quirófano abriendo la calota para evacuar la sangre. En esta intervención se presentan más riesgos en los bebés tan pequeños  porque son mucho más lábiles que los adultos.

Sabando aseguró que “en otro momento se hubiera derivado con el riesgo que implicarían esas cuatro o cinco horas hasta llegar a otro centro de salud con la posibilidad de que ese hematoma se expanda en la cabeza y el cueste la vida a la niña. La bebe ahora está despierta y se está alimentando,  eso nos indica que está bien. Luego de veinticuatro horas en terapia y si todo continua bien, pasara a su habitación, donde estará acompañado de su familia  para su mejor recuperación.

La Dra. Lucía Serna, neurocirujana del Hospital explicó “el cráneo de la pequeña sufrió un traumatismo que produjo una fractura con un hematoma extradural, este empieza a desplazar y a comprimir el cerebro. Como el cráneo es una estructura cerrada no se puede expandir hacia afuera, puede provocar serios daños en el cerebro”.

La neurocirujana del Hospital SAMIC El Calafate destacó que “Esta cirugía no tuvo complicaciones, se pudo controlar el sangrado y extraer el hematoma”. Destacó que “en un caso como este podemos comprobar que la complejidad hospitalaria no es solamente contar con tecnología y recursos, es también estar y ver que cuando las historias personales requieren un sistema de salud, este está presente”

“Las neurocirugías debemos resolverlas en el momento – aseveró Lucía Serna-  porque muchas veces, cuando se presentan síntomas ya es tarde, esto evita que la situación se complique con las horas”

“La sincronicidad que es demostrada en estos momentos, en el accionar de distintos servicios, administrativos, enfermeros, médicos de guardia, contar con un Diagnóstico de Imágenes como el que tiene el hospital con la capacidad técnica y humana que tiene, contar con Terapia Intensiva Pediátrica, Neurocirujana, entre muchas otras personas que sería muy largo de enumerar y como dirían en  mi barrio “con la camiseta puesta”, es lo que nos permite la posibilidad de trabajar de esta manera, manifestó el Dr. Gustavo Orsi, Director de la Institución. Estas cosas son la que dan respuestas reales, disminuyendo el riesgo de secuelas y el índice de mortalidad”

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH