neuro pp

Neurocirugía operó exitosamente un aneurisma

    Un dolor de cabeza puede ser una anécdota o puede denunciar un riesgo para la vida. En el segundo caso, también resulta vital, contar con los profesionales y el equipamiento necesario para dar respuesta.

   Así lo comprobó un paciente de cuarenta y dos años que llegó al Hospital SAMIC El Calafate, derivado de la localidad de Puerto Santa Cruz,  debido a un fuerte dolor de cabeza que se había presentado con mucha intensidad y de manera espontánea.

   La Dra. Lucía Serna, jefa del Servicio de Neurocirugía, comentó que, ante los síntomas, se realizaron los estudios correspondientes y se detectó una hemorragia subaracnoidea – es decir, en la zona comprendida entre el cerebro y los delgados tejidos que lo cubren-

   La especialista explicó que “estas hemorragias pueden presentarse por origen traumático o de manera espontánea, como ocurrió en este caso, a causa de un aneurisma”.

   De una manera sencilla, eso significa que existe una debilidad en un determinado fragmento de la pared arterial, por lo que se produce una dilatación de la misma y, en consecuencia, su mayor fragilidad.

   En esta situación, que por lo general no es percibida por el paciente (más que por un dolor de cabeza frecuente), se puede producir una rotura de esa pared ante un esfuerzo que aumente la presión intracraneal y entonces, se provoca una hemorragia.

   Según indicó Serna la mortalidad de estos casos es muy alta o suelen quedar secuelas importantes por las lesiones que pueden producirse. En este sentido, el factor tiempo como la especialización médica y la disponibilidad de equipos adecuados resultan factores cruciales. “El tiempo es vida”, enfatiozó.

   La cirugía – realizada por los Dres Fernando Orlandini y Lucía Serna, quienes integran el Servicio junto al Dr. Nicolás Saavedra-  demandó cuatro horas de intervención y culminó con la colocación de un clip para excluir el aneurisma de la circulación y evitar un resangrado.

    Sin embargo, para lograr ese objetivo, se requirió de un aceitado equipo de Neurocirugía, Instrumentadoras Qirúrgicas, Anestesiólogo y Enfermeros de Quirófano que, sumado al servicio de diagnóstico por Imágenes, respondieron con la rapidez y precisión que estas intervenciones demandan.

   “La demora en la atención aumenta el riesgo de vida o la posibilidad de secuelas – destacó la Dra. Serna- por ello realizamos la cirugía antes del séptimo día de ocurrido el evento porque es un momento clave en la evolución de la hemorragia, el pico de  vasoespamo – o sea, la vasoconstricción , que suele ser la causa de infarto cerebral- y entonces aumenta notablemente el riesgo y la incidencia de secuelas”.

En este caso, la detección temprana del aneurisma y una intervención de alta complejidad, posibilitaron una rápida respuesta y la recuperación sin secuelas para el paciente.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH